Menú

35 | Construcción marcada por el ciclo de vida (I): como principio, el cliente y como base, el proceso

El análisis del “ciclo de vida” en proyectos de construcción juega un rol cada vez más importante y prioritario en el sector. Parece que la forma de trabajar en construcción se mueve, y lo hace hacia el lado natural, es decir, el lado de la lógica, donde el cliente y sus necesidades son el eje central del proyecto y, en el que para el cumplimiento de estas, no veo mejor manera, que el entendimiento de todas las partes intervinientes, buscando situaciones win-win.

A través de la lectura de un libro llamado “Planen und Bauen für den Lebenszyklus: Fiktion oder Realität?” (Planeamiento y construcción para el ciclo de vida: ficción o realidad) estoy descubriendo algunos puntos de vista muy interesantes, con distintas perspectivas y acercamientos a este tema tan en tendencia. Uno de los artículos que más me ha interesado hasta ahora está muy relacionado con ya tratado en el blog sistema de trabajo Bauteam. A su vez, la relación con la filosofía Lean Construction parece también clara, sobre todo al hablar de un planeamiento y un proceso integrado. En una traducción propia, el artículo se vendría a llamar “Construcción marcada por el ciclo de vida: la lógica del éxito de los proyectos de construcción valiosos”.

En este post y en el siguiente se desarrollarán, en base a las partes más interesantes del artículo, las características y los puntos vitales de un proyecto de construcción orientado hacia el ciclo de vida de la edificación y las fases del proceso.

construccion-ciclo-vida-cliente-proceso

Foto by Martin Fisch

La visión principal: al comienzo se establece el objetivo

En la construcción marcada por el ciclo de vida, el proyecto no termina con la entrega de la obra o cuando se cumple en plazo de garantía. En una época en la que la rentabilidad de un edificio ya no se mide sólo en los costes de construcción, el punto de vista del cliente y del conjunto de los equipos de proyecto debe ampliarse hasta la fase de explotación del edificio. ¿Cuáles son las necesidades del cliente y qué quiere conseguir con la obra de construcción? Mediante la atención en el conjunto del ciclo de vida se añade un profundo factor en el, ya de por sí complejo y difícil, sistema de proyectos en construcción.

Hasta ahora, en los proyectos tradicionales, el centro de todo proyecto de construcción era la pura rentabilidad del edificio. En proyectos orientados hacia el ciclo de vida el punto central del proyecto es la necesidad del cliente. Los arquitectos y proyectistas que entran al comienzo del proyecto, deben ocuparse más ampliamente del cliente y de sus necesidades, entenderlo y averiguar su visión.

Esa necesidad depende y se sostiene con sus expectativas, con respecto a la forma y la estética, la funcionalidad, el tiempo de construcción y la vida útil, así como los costes y la calidad. Durante esa primera etapa, en una construcción enfocada al ciclo de vida, se dan las más altas posibilidades de influir en el proyecto, por eso habrá que tomar muy en serio las formas de proceder durante esta.

En primer plano de la construcción marcada por el ciclo de vida: el proceso

El proceso necesita un equipo

Un proceso orientado hacia el ciclo de vida comprende, al contrario que un proceso tradicional orientado a la construcción en sí, al levantamiento de la edificación, un ensanche de la visión temporal (desde el desarrollo de proyecto hasta el desmantelamiento) y un ensanche de visión de contenido (desde la perspectiva del levantamiento de la construcción hasta el balance de la totalidad de materiales y energías).

Si ya en sencillos proyectos tradicionales se ven implicadas más de 30 empresas, considerando también aspectos como la creciente especialización y como la mayor complejidad de los proyectos debido a los cambios tecnológicos, ¿cómo de grande es el número de implicados en un proyecto con enfoque en el ciclo de vida?

Intentar suavizar la complejidad mediante sistemas de organización centralizados y jerárquicos, ya fracasa en los proyectos tradicionales. Entonces, ¿cómo debe ser una forma de proceder en proyectos orientados hacia el ciclo de vida? Necesitamos nuevas respuestas para resoluciones exitosas de procesos de construcción y la única respuesta con futuro es: el equipo.

El potencial “solucionador” de un equipo es infinitamente más elevado que el de un jugador en solitario. Claro está también, por descontado, que el espíritu de equipo y confianza viene acompañado de una reducción de la complejidad del proyecto. En las fases más tempranas del proyecto, el equipo debe aportar la energía y el tiempo para la búsqueda de soluciones a la formulación del proyecto y no se deben invertir en protecciones y/o reproches mutuos.

La consecuente y adecuada forma de organización de los correspondientes miembros proyectistas y ejecutores entre sí se denomina “planificación y ejecución integral”. Este proceso integral necesita, a la misma altura de importancia, cooperación, aceptación recíproca, tolerancia y disposición para establecer, como punto principal del proyecto, el objetivo común. Esto se posibilita a través de un equipo funcional, moderado y que interactúe de manera colaborativa.

construccion-ciclo-vida-equipo-project-manager

Foto by Martin Fisch

El proceso necesita gestión

La realización de un proyecto enfocado al ciclo de vida comienza en la conciencia del cliente para la cooperación integrada de muchos especialistas. La gestión de un proyecto integral requiere también de una nueva comprensión de la organización de un proyecto de construcción, a nivel, tanto de creación como de desarrollo. En el caso ideal, el cliente se sirve de un gestor de la construcción (conocido frecuentemente por su término anglosajón y según el tipo de proyecto, construction o project manager), el cual le apoya en un rol de muy alta responsabilidad.

Para que la cooperación integral pueda ser exitosa, la figura del gestor de la construcción debe evolucionar, de gestor de proyecto (project manager) hacia gestor de proceso (process manager). Este consigue las condiciones de trabajo ideales para el proyecto, con el fin de garantizar un transcurso de proyecto, en gran medida, sin dificultades. El project manager pasa del papel de administrador y controlador, a un papel más de coordinador en proyecto, el cual retira los obstáculos y dificultades que existen en el camino del proyecto. El gestor de proceso apoya al cliente también mediante una gestión de riesgos, en el sentido de una gestión de oportunidades y peligros. El ciclo de vida de una edificación tiene que ser, de igual manera y entre tanto, tomada en consideración por el process manager. A través de un análisis intensivo con las condiciones marco del proyecto, se puede extraer todo el potencial de una enfoque en el ciclo de vida del proyecto.

En situaciones de conflicto destaca la medicación del gestor de proceso, en las cuales media entre las partes (también entre conflictos personales) y acompaña el proceso orientado a encontrar soluciones. El cuidado de la llamada “cultura de proyecto” completa las tareas de la gestión de proceso.

El proceso necesita cultura

La visión de un proyecto de construcción orientado hacia el ciclo de vida, la cual supone una cooperación de los implicados a largo plazo y sostenible, exige el progreso continuo y el perfeccionamiento de las partes implicadas (de manera individual), de sus organizaciones y, sobre todo, de la comprensión del proyecto. Autoresponsabilidad, proactividad, relación de respeto y de confianza, así como compañerismo son los pilares de una cultura, la cual apoya y soporta el transcurso de un proyecto enfocado al ciclo de vida.

El gestor de la construcción, en su nuevo rol como gestor del proceso, es responsable conjuntamente con el cliente, de crear una convicción de lo que supone realmente la visión del proyecto de construcción orientado hacia ciclo de vida. Esto no sólo significa que el análisis con aspectos funcionales, ecológicos y sociales, así como costes del ciclo de vida, sino también con una cultura de proyecto adaptada a la cooperación.

Cooperación valiosa

Los valores comunes son la base de un transcurso exitoso del proyecto de construcción, y para ello cuentan:

  • los mejores socios
  • trabajadores comprometidos y profesionales
  • construcción como trabajo de equipo: el fracaso del equipo es el fracaso de cada uno de los miembros
  • compañerismo y confianza como estándar ético
  • la fiabilidad asegura la calidad
  • respeto
  • pensamiento y acción a largo plazo, de compañerismo y global
  • querer ser/dar ejemplo
  • asumir responsabilidad para sí y para el conjunto
  • alegría en el trabajo
  • beneficio del cliente en contra de maximización de beneficios
  • comunicar de manera abierta y sincera
  • solucionar los conflictos de inmediato y constructivamente
  • dar y tomar informaciones de manera proactiva

Mediante las especificaciones de las reglas de juego para los “socios del ciclo de vida” y sus empresas existe la cultura en el proyecto. Para esto son esenciales los valores como confianza, fiabilidad, juego limpio, responsabilidad para el conjunto, comunicación sincera y superación activa de conflictos. La base para ello es una configuración cooperativa de contratos. Esta configuración comienza con las formulaciones equilibradas de todos los socios contractuales y finaliza cuando se alcanza una relación honesta una transparencia que evite las contradicciones y vacíos contractuales durante el transcurso del proyecto. Puede ser de gran ayuda un contrato limitado, en el que no estén necesariamente todas las eventualidades reguladas, pero sí esté definida una relación de plena confianza en caso de modificaciones y perturbaciones.


Este  post está basado en partes del artículo “Bauen im Zeichen des Lebenszyklus: Die Logik des Gelingens wertvollerer Bauprojekte” (Dipl.-Ing- Dr. Roland Feik, Bmstr. Dipl.-Ing. Wolfgang Kradischnig, DELTA)
“Planen und Bauen für den Lebenszyklus: Fiktion oder Realität?” (Edita la Universidad de Innsbruck)


Si te interesa el tema y quieres estar al tanto de los nuevos post que vendrán, puedes suscribirte a la newsletter del blog. Recibirás un mail cuando haya nuevas publicaciones.

Seguir el blog


¿Qué opinas de la gestión del proyecto basada en procesos? ¿Estás de acuerdo con dar importancia a las necesidades del cliente? ¿Cómo crees que se puede mejorar el proceso? ¿Coincides en las claves del proceso: equipo, gestión y cultura de proyecto?

Deja tu opinión en los comentarios


 

, , , , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. 35 | Construcción marcada por el ciclo d... - 28 febrero 2014

    […] En la construcción marcada por el ciclo de vida, el proyecto no termina con la entrega de la obra. Como principio, el cliente y como base, el proceso  […]

Deja un comentario



Mi título contenido de la página